3 FUENTES DE PROTEÍNA DE ALTA CALIDAD: CASEÍNA, WHEY PROTEIN Y ALBÚMINA DE HUEVO

proteinas

Es muy importante saber elegir la proteína correcta para conseguir el objetivo que se desea. En éste artículo te presentamos tres tipos de proteína: Caseína, Proteína de suero de leche (whey protein), Proteína de huevo.

Caseína: la proteína de liberación sostenida más eficaz.

La proteína de la caseína constituye el 80% de las proteínas encontradas en la leche, el otro 20% es lo que conocemos como Whey Protein. Ella pasa por un proceso de ultrafiltración sin el uso de productos químicos, lo que hace aumentar la bioactividad de los péptidos de la leche.

No es casualidad que la caseína sea la proteína más consumida por la noche, antes de dormir, porque su digestión -muy lenta- es altamente aprovechada por el organismo durante las horas en las que estamos un buen tiempo sin ingerir proteínas. Promueve un flujo constante de aminoácidos por un largo periodo de tiempo, con un menor riesgo de desperdicio.

Varios estudios demuestran que la caseína es capaz de efectuar una distribución constante de aminoácidos en el torrente sanguíneo por un periodo de hasta 7 horas después de su ingestión.

Algunas de estas investigaciones apuntan su alto efecto anti catabólico, lo que no es observado en las proteínas de rápida absorción. Por un lado el Whey protein eleva la síntesis de la proteína a un alto nivel, y por otro lado los investigadores reconocen que la caseína es mucho más importante en la prevención de la quiebra muscular (catabolismo).

Proteína de suero de leche (whey protein): Rápida absorción, rápidos beneficios

Las proteínas del suero son una rica fuente de aminoácidos esenciales, se absorben de forma rápida y elevan los aminoácidos plasmáticos, de manera que proporcionan las bases para la preservación y la recuperación de la masa muscular. Numerosos estudios que han complementado la dieta del deportista con proteína de suero han demostrado que este producto es eficaz en el aumento y recuperación de la proteína del músculo en ejercicios de resistencia, sobre todo, cuando la ingesta se realiza en las horas que siguen a la práctica deportiva y, en particular, en ejercicios de resistencia.

En diferentes investigaciones se ha confirmado que la acumulación de proteína muscular es mayor tras la ingesta de la proteína del suero de leche (1,2-1,5 gramos por kilo de peso y día), en comparación con sus propios constituyentes por separado o respecto a otros suplementos como la caseína, la creatina o los carbohidratos. La proteína de suero provoca una mayor respuesta de la insulina, una hormona con alto poder anabolizante, lo cual ayuda a la formación de proteínas en las células musculares y, en consecuencia, a una mayor ganancia de masa muscular, más fuerza y mejor rendimiento atlético. No se constatan efectos adversos reseñables asociados a su consumo.

El suero de leche es una fuente dietética rica en aminoácidos esenciales, en particular los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA). La suplementación con este tipo de aminoácidos durante y después de la práctica de entrenamientos y ejercicios de resistencia da como resultado una mayor activación de los sistemas fisiológicos que regulan la absorción, captación y síntesis de proteína en el sistema celular.

Proteína de huevo: una proteína de calidad

La albúmina (proteína extraída de la clara del huevo) tiene un alto valor biológico. Es utilizada por aquellas personas que realizan una dieta hiperproteica para un mejor resultado en la práctica del ejercicio físico y en la búsqueda de resultados positivos en la ganancia de masa muscular. Por tener todos los aminoácidos esenciales, la albúmina tiene fundamental importancia en la reconstrucción de los tejidos musculares micro lesionados en el período del ejercicio físico.

Esta proteína existente en el plasma sanguíneo tiene algunas funciones muy específicas como: la manutención de la presión osmótica, el transporte de hormonas producidas por la tiroides, hormonas liposolubles, ácidos grasos libres y de la bilirrubina no conjugada. Además de actuar en el control del Ph.

Junto a una dieta equilibrada, un buen entrenamiento y reposo necesario, los resultados adquiridos con la suplementación con albúmina han demostrado muy buenos resultados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “La proteína del huevo es una de las de mayor calidad para el ser humano”.

Si la comparamos con la caseína, la albúmina tiene una absorción más rápida. Pero si la comparamos con la proteína de suero de leche (Whey protein) su tiempo de absorción ya es más lento. Por este motivo la proteína de huevo es muy recomendada por los nutricionistas para ser consumida por la noche, antes de dormir, ya que su tiempo de absorción no es tan rápido.